sábado, 26 de abril de 2008

Si el Norte fuera el Sur


El Norte y sus McDonald's, basketball, y rock'n roll

Sus topless, sus Madonas y el abdomen de Stallone

Intelectuales del bronceado, eruditos del supermercado

Tienen todo pero nada lo han pagado

Con 18 eres un niño para un trago en algún bar

Pero ya eres todo un hombre pa' la guerra y pa' matar

Viva Vietnam y que viva Forrest Gump

Viva Wall Street y que viva Donald Trump

Viva el Seven Eleven

Polvean su nariz y usan jeringa en los bolsillos

Viajan con marihuana para entender la situación

De este juez del planeta que lanza una invitación

Córtaselo a tu marido y ganaras reputación

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera

Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera

Y si la deuda externa nos robó la primavera

Al diablo la geografía se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur

serían los Sioux los marginados

Ser moreno y chaparrito sería el look más cotizado

Marcos sería el Rambo Mexicano

Y Cindy Crawford la Menchu de mis paisanos

Reagan sería Somoza

Fidel sería un atleta corriendo bolsas por Wall Street

Y el Che haría hamburguesas al estilo double meat

Los Yankees de mojados a Tijuana

Y las balsas de Miami a la Habana, si el Norte fuera el Sur

Seríamos igual o tal vez un poco peor

Con las Malvinas por Groenlandia

Y en Guatemala un Disneylandia

Y un Simón Bolívar rompiendo su secreto

Ahí les va el 187, fuera los Yankees por decreto

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera

Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera

Y si la deuda externa nos robó la primavera

Al diablo la geografía se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur, sería la misma porquería

Yo cantaría un rap y esta canción no existiría

El problema no es si el norte fuera el sur. Para mí, el problema viene desde raíces mucho más complejas. El problema no es la ubicación geográfica, sino los personajes que llegaron a habitar nuestros pueblos y nos colonizaron. Los países del norte contaron con la “suerte” o la “desdicha” (como se quiera ver) de que fueran los ingleses los que desembarcaran en sus tierras, como dijo la Lic. Roxana Martel en su clase. Estos contaban con un nivel de desarrollo más avanzado que los españoles y los portugueses, quienes fueron los que se apropiaron de las regiones de América Latina.

A parte, todavía vinieron y se robaron todas las riquezas que tenía nuestro territorio: el oro. Como los indígenas no sabían qué tanto valor tenía dicho metal, se dejaban convencer con espejos, o cualquier otro objeto que les pareciera atractivo (porque era nuevo para ellos) y lo cambiaban por su oro (que era algo a lo que estaban acostumbrados porque lo encontraban en cualquier parte).

Entonces, esta es una de las razones más fuertes por las cuales los países del norte se posicionan con una concentración mayor de riquezas y, por lo tanto, ser países más industrializados, desarrollados, avanzados, en fin, modernos.

Pero, ¿qué pasaría si el norte fuera el sur?... Me parece que esta canción del guatemalteco, Ricardo Arjona, refleja muy bien esa situación. Si el norte fuera el sur, sería lo mismo. Porque no se trata de la ubicación geográfica, del espacio físico en sí, sino de políticas y estructuras que vienen más allá del espacio que ocupamos en el mapa.

También hace mención a ciertos aspectos que remiten al concepto de desarrollo o modernidad. Hace referencia a varios símbolos americanos, que significan un cierto nivel de desarrollo y superioridad, y lo contrasta con elementos de nuestros países, haciendo una sátira de ello. Es una ironía de las dos realidades: si el norte fuera el sur pasaría tal cosa en nuestros países…

Además, plantea las grandes diferencias entre esos países y los nuestros. Y de cómo nos estamos convirtiendo ahora al modelo de los Estados Unidos (“Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera…”)

Y para aquellos que piensan que ser un país desarrollado y moderno es tener esos grandes centros comerciales, edificios con diseños “tipo las torres gemelas” (que en nada se les compara), que “hablemos inglés”, etc, etc. Creo que deberían plantearse bien y preguntarse qué significa la modernidad, si modernidad implica tener frente a esos grandes “malls” una comunidad “marginal”. Sólo en eso se evidencias las gigantescas desigualdades y los extremos que se visibilizan en el país.

Roxana Reguillo, catedrática mexicana, expresó en su visita más reciente al país: “El Salvador tiene un increíble desarrollo de modernización, pero sin modernidad”. La modernidad es la creencia, la filosofía que pone la total confianza en el individuo, con creencias en valores fundamentales como la libertad, la fraternidad y la igualdad (que eran los ideales de la revolución francesa). Y la modernización es el proceso, la acción, a través del cual logramos hacer tangible esa libertad, esos valores.

La verdad es que aunque nosotros (países de América Latina) estuviéramos al norte del mapa, creo que no cambiaría nada (a menos que Cristóbal Colón, tratando de llegar a la India, se hubiese desviado un poquito más y hubiera llegado al territorio que hoy es Estados Unidos). Las condiciones serían las mismas para nuestros pueblos, porque toda la riqueza que nos pudo haber beneficiado para nuestro desarrollo se la llevaron. Nos dejaron acabados. A parte, si los españoles en lugar de esclavizarnos e imponernos sus ideas, nos hubieran dado herramientas para saber cómo emplear los recursos que poseíamos, sería otra cosa. Pero como tampoco ellos tenían como, mejor prefirieron avanzar con nuestros recursos y a nuestras costillas.

3 comentarios:

Laura dijo...

Estoy de acuerdo contigo...
Nos dejaron acabados aunque digan que vinieron a "civilizarnos"

Roxana Martel dijo...

Wendy: Gracias por compartirnos la canción de Arjona. Como bien dices, hablar de Norte y Sur, más que de lugares geográficos remite a tipos de relación (desigual) entre los países.

Ahora bien, matizaría algnas cosas. El problema de esas relaciones desiguales no solo tiene que ver con quienes "conquistaron" los territorios (España, Portugal, Inglaterra) sino con el papel que se le asignó a los mundos "descubiertos". Al nuevo mundo se le asignó el papel de "proveedor" de recursos. La relación explotación-dominio empezó a adquirir forma. En Estados Unidos, como sabemos, no solo explotaron recursos, sino que lo hicieron aniquilando la mayor paprte de población originaria. En nuestro caso hubo lugar a un sincretismo, también realizado a punta de lanza, eso sí. Lo interesante es cómo una vez terminado el período colonial los nacientes estados reprodujeron con la población y los recursos naturales locales las mismas condiciones. Condiciones que aun hoy reproducimos en las muy diversas instituciones.

Lo seguimos discutiendo.

CJOSUE dijo...

HOLA !!! ..... DEBO DE ACEPTAR QUE NO ME GUSTA LA MUSIK DE RICARDO ARJONA PERO LA LETRA CANCION "SI EL NORTE FUERA EL SUR" ES MUY BUENA .....!!! CREO QUE SINTETIZA LA REALIDAD EN LA QUE VIVIMOS (DESAFORTUNADAMENTE).......SALUDOS